14/10/2020

El papel de Google en los ecosistemas turísticos inteligentes

El aumento de la inteligencia y el avance hacia un modelo más dinámico y evolutivo se encuentra en el centro de los nuevos ecosistemas turísticos inteligentes, basados en la evolución de la tecnología de la información. Es decir, para dar forma a un ecosistema turístico inteligente, que está compuesto básicamente por diferentes tipos de actores (clientes, empresas, gobiernos), la aplicación de los últimos avances tecnológicos es imprescindible, ya que permite a los ecosistemas ajustar su ritmo de evolución con el siempre cambiante entorno del turismo. En otras palabras, beneficiándose de todo lo que la aplicación de las nuevas tecnologías ofrece para mejorar la vida cotidiana del ser humano, los ecosistemas turísticos inteligentes aceleran en adaptar sus políticas y acciones con la evolución rápido del turismo como un fenómeno principalmente social y en constante cambio.

A este respecto, Google es uno de los mejores ejemplos que se beneficia de los datos generados por el usuario y aplica los algoritmos inteligentes y las nuevas tecnologías para convertir esos datos en inteligencia empresarial. Google fomenta el hecho de que la tecnología ya es uno de los factores más influyentes en el comportamiento de los consumidores y los turistas conocedores de la tecnología ahora son cocreadores y cogestores de experiencias y recursos turísticos y, por lo tanto, sirve de nexo entre el viajero y el resto de la cadena de valor. Pero la pregunta es, ¿cómo lo hace Google y cómo pueden aprovechar de ello los ecosistemas turísticos inteligentes?

El secreto está en la aplicación inteligente de Big Data. El Big Data está en el corazón del modelo de negocios de Google y la compaña utiliza algoritmos de aprendizaje automático muy precisos para hacer coincidir inicialmente las búsquedas con resultados potencialmente útiles. Google se esfuerza en ofrecer servicios útiles que los usuarios aplican de forma relativamente voluntaria y a su vez, recopila sus datos, un ciclo de retroalimentación que ayuda a Google a mejorar la experiencia de los usuarios aún más.

La tenencia de la mayor cuota de mercado de búsqueda, el algoritmo líder de búsqueda, la amplia gama de funciones útiles, los resultados de búsqueda fiables y la generosidad de Google en compartir los métodos y consejos de optimización y mejora de posicionamiento digital, obliga al sector turístico a seguir sus pasos y a depender de forma directa o indirecta de él. Es decir, si consideramos la inteligencia como un elemento que acerca los actores de los ecosistemas turísticos inteligentes a los consumidores y su forma de pensar, Google sería unos de los mejores ejemplos ofreciendo exitosamente cada vez más inteligencia aplicando Big Data en todas sus estrategias. Es por ello que las organizaciones turísticas deben integrar las herramientas de Google en su modelo para poder crecer y desarrollarse a un ritmo más rápido y en consonancia con la evolución de las tecnologías avanzadas utilizadas por Google y otros agentes importantes del entorno digital.

Por otro lado, esto nos hace también pensar en el futuro de las estrategias online de las organizaciones turísticas en relación a Google. Considerando el hecho de que el nuevo consumidor ya necesita medios más especializados y personalizados, pone de manifiesto la necesidad de integración y adaptación de los procesos y estrategias digitales y muestra claramente por qué es imprescindible estimar Google como un aliado que puede brindar más inteligencia al sector turístico, y que puede ayudar a desarrollar ecosistemas aún más inteligentes y en sintonía con futuras eventualidades del sector.

Parisa Bakhtiyari

Posts

Comentarios

Deja un comentario