24/02/2021

La estrategia de desarrollo turístico sostenible de Copenhague, un ejemplo a seguir

Copenhague declaró “el fin del turismo tal y como lo conocemos” (‘The end of the tourism as we know it‘) a través de su Plan Estratégico de Turismo en 2017. El Plan, desarrollado por Wonderful Copenhagen, ente gestor del destino, considera la gobernanza como núcleo central donde los visitantes dejan de ser concebidos como turistas, pasando a ser residentes temporales. Un plan que sirvió para que la Unión Europea, a través de la iniciativa European Capital of Smart Tourism, otorgara a la capital danesa en 2019 el primer premio a la digitalización turística, siendo también reconocidas sus buenas prácticas en materia de accesibilidad, creatividad y sostenibilidad.

Precisamente, en relación a este último ámbito, Copenhague presentó posteriormente un Plan Estratégico de Desarrollo Turístico Sostenible con vistas a 2030 que contempla el turismo como un medio para lograr un fin sostenible. Este Plan, denominado Tourism for Good, es la herramienta principal a través de la cual la ciudad báltica pretende lograr la integración de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en el destino.

Son cuatro los ejes principales del plan que, alineados con los ODS, buscan generar el mayor impacto positivo en el trabajo decente y crecimiento económico (objetivo 8), en las ciudades y comunidades sostenibles (objetivo 11) y en el consumo y la producción responsable (objetivo 12).

A través del primer eje, ‘Broadening Tourism’, se pretende lograr el crecimiento turístico de la mano de la población local, teniendo en cuenta sus opiniones y ampliando el espacio geográfico que usan los visitantes. Con el segundo eje, ‘Tourism Choices Matter’, se busca potenciar otras modalidades turísticas que faciliten el desarrollo de un producto sostenible diferenciado capaz de crear un valor añadido para los visitantes, centrándose en conseguir que la gran mayoría de las empresas cuenten con certificados de sostenibilidad.

La transversalidad que caracteriza al turismo se pone de manifiesto en el tercer eje, ‘Parterships for Good’, donde Wonderful Copenhagen busca convertirse en un órgano de referencia en el conocimiento de la sostenibilidad, que será clave para afianzar las relaciones con el tejido empresarial y la colaboración con otros organismos administrativas. Por último, Copenhague no se olvida de lo importante que es predicar con el ejemplo y busca, con el cuarto eje ‘Leading by Example’, el objetivo de promover la certificación del destino en el ámbito de la sostenibilidad. Gracias a estas actividades, Copenhague es la segunda ciudad más sostenible del mundo, tan solo por detrás de Gotemburgo, según el índice del Global Destination Sustainability Movement.

La crisis sanitaria puede convertirse en un punto de inflexión para la integración de la sostenibilidad en la planificación turística y el caso danés puede servir como punto de partida, una referencia clara para aquellos destinos españoles que quieran comenzar a desarrollar estrategias sostenibles que, sin duda, serán un elemento que marcará la diferencia y generará un impacto positivo no solo económico, sino también social y ambiental a medio y largo plazo.

 

Alumnos del Máster en Dirección y Planificación del Turismo en la Universidad de Alicante:

Pau Sáez Vicente. Linkedin

Anneke Strelow. Linkedin

Comentarios

Deja un comentario