07/07/2020

La gestión de los datos y la gobernanza en los destinos turísticos inteligentes

El actual ecosistema turístico esta caracterizado por una situación de incertidumbre. La crisis sanitaria está mermando el clima de confianza y las expectativas del mercado turístico. No obstante, el sector turístico lleva tiempo experimentando cambios estratégicos, tales como la digitalización de la actividad o la homogenización de la demanda, que requieren la necesidad de desarrollar nuevos modelos de gestión de los destinos. 

El debate sobre qué modelo de gestión deberían adoptar los entes responsables del destino ante la actual situación está a la orden del día, y gira en torno a muchas cuestiones que aún están por resolver. Por el momento, lo que sí parece evidente es la necesidad de diseñar un modelo que integre los procesos de producción y consumo, abarcando el conjunto de las dimensiones que forman parte del proceso de gobernanza de un destino.

Actualmente, el proceso de gobernanza está estrechamente relacionado con la gestión de los datos. El actual ecosistema turístico se caracteriza por un uso intensivo de información, que debe ser procesada y analizada para para su correcta integración en las estructuras y estrategias de gestión de los destinos turísticos.  Por ello, los Sistemas de Gestión Integrado de Destino (SGID) constituyen una herramienta clave para la recopilación y el procesamiento de los datos y tienen como objetivo generar conocimiento que permita obtener ventajas estratégicas y operativas para así maximizar el valor de cada uno de los agentes turísticos que conforman el ecosistema de un destino. 

En la práctica, la gestión de los datos turísticos es una asignatura pendiente de la mayoría de las organizaciones gestoras de los destinos turísticos nacionales en general, y los valencianos en particular. La insuficiencia de recursos, tanto económicos como humanos y la todavía escasa colaboración del sector privado a la hora de compartir datos junto con la falta de infraestructura, la tecnología y la arquitectura software (el problema de la interoperabilidad) son algunos de los elementos que condicionan el desarrollo de los SGID.

Hoy más que nunca el ‘dato es poder’, y es una necesidad imperante disponer de datos reales y predictivos sobre el destino. Por ese motivo, es primordial mejorar el proceso de recogida de información, procesado, visualización e interpretación de los datos turísticos tanto de la demanda como de la oferta. Hay que aunar fuerzas en el sector para lanzar una estrategia de acción conjunta para implementar este tipo de herramientas a todos los niveles del modelo turístico, condición indispensable para proponer una gestión turística proactiva del momento. Existen las herramientas, solo falta voluntad.  

Marc Fuster i Uguet

Comentarios

Deja un comentario