29/04/2020

El Gobierno de España aprueba un plan de desescalada en cuatro fases que se prolongará hasta finales de junio

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado, tras el Consejo de Ministros, que cada provincia avanzará a un ritmo diferente, pero coordinado. El plan constará de cuatro fases y pasar de una a otra dependerá de la capacidad del sistema sanitario, situación epidemiológica, medidas de protección en espacios públicos, datos de movilidad y socioeconómicos.

El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad que establece los principales parámetros e instrumentos para la adaptación del conjunto de la sociedad a la nueva normalidad, con las máximas garantías de seguridad, tras la crisis provocada por el Covid-19.

Pedro Sánchez ha insistido en que la desescalada será gradual, asimétrica y coordinada y que no se recuperará de golpe toda la actividad y la movilidad, sino que se hará en cuatro fases. Además, ha aclarado que la provincia o la isla será el espacio territorial donde se desarrollarán las actividades permitidas: «No habrá movilidad entre provincias o islas hasta alcanzar la nueva normalidad».

Fases de la desescalada

Fase 0. Es la fase preparatoria en la que nos encontramos en la actualidad. Apertura de locales con cita previa y de restaurantes con servicio de comida para llevar sin consumo en el local apertura de entrenamientos individuales de profesionales. Se va a intensificar la preparación para la fase 1.

Fase 1. Inicio parcial de apertura del comercio bajo con estrictas medidas de seguridad, excepto centros comerciales que permanecerán cerrados. En la restauración y hostelería, apertura con restricciones. Se podrán abrir terrazas con limitaciones de ocupación del 30%, lo mismo en hostelería, hoteles y alojamientos turísticos, excluyendo las zonas comunes.

Fase 2. Actividades como la restauración se permitirán con un tercio del aforo. Se abrirán cines con un tercio de aforo. Salas de exposiciones y otros locales de ocio también se abrirán con el mismo aforo. En caso de ser al aire libre, podrán reunirse hasta un máximo de 400 personas sentadas.

Fase 3. Se flexibilizará la movilidad general. Seguirá siendo altamente recomendable el uso de mascarilla. Se suavizaran las restricciones de aforo pero se mantendrán las separaciones entre las personas. En restauración, se suavizarán algo más las restricciones de aforo y ocupación, si bien se mantienen estrictas condiciones de separación entre el público.

Plazo mínimo de dos semanas por fase

La duración mínima de cada una de las fases de desescalada se ha fijado en dos semanas. En el mejor de los casos, ha señalado Sánchez, la duración del proceso será de mes y medio y, como máximo, se plantean ocho semanas, «por lo que a finales de junio estaríamos en la nueva normalidad si la evolución de la epidemia está controlada en todos los territorios».

A partir de esa fecha terminarán las restricciones sociales y económicas, pero se mantendrá la vigilancia epidemiológica y, sobre todo, las medidas de higiene y protección personal hasta que haya una vacuna.

El presidente del Gobierno ha explicado que en la confección del plan se ha analizado las principales experiencias internacionales e identificado las mejores prácticas para recuperar la vida cotidiana y la actividad económica sin poner en riesgo la salud colectiva. Asimismo, se han contemplado las aportaciones de las comunidades autónomas y las entidades locales.

El presidente ha advertido que el proceso va a ser «más peligroso y más difícil» que el confinamiento, puesto que va a requerir combinar el respeto de las reglas de higiene y distancia social con la recuperación de espacios de movilidad y actividad social. «El virus no se ha ido», ha recordado y, hasta que no haya una vacuna, ha reiterado la necesidad de ser cautos y prudentes, y no poner en riesgo por impaciencia lo conseguido con «muchos sacrificios en estas seis semanas».