02/04/2020

Recomendaciones de la OMT para mitigar el impacto del Covid-19 en el sector turístico mundial

La Organización Mundial del Turismo (OMT) ha difundido un conjunto de recomendaciones para paliar el impacto en el turismo mundial de la pandemia provocada por el Covid-19. Las recomendaciones son el resultado del Comité Mundial de Crisis para el Turismo, constituido por la OMT con representantes de alto nivel del turismo y del sistema de las Naciones Unidas.

El documento reconoce que el turismo y el transporte son dos de los sectores más golpeados por el coronavirus. Por ello, estas recomendaciones nacen con la finalidad de ayudar a los gobiernos, al sector privado y a la comunidad internacional a superar esta emergencia social y económica sin precedentes.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, ha explicado que “estas recomendaciones proporcionan a los países una lista de posibles medidas para ayudar a nuestro sector a mantener el empleo y apoyar a las empresas en riesgo”.  “Mitigar el impacto en el empleo y la liquidez, -apunta Pololikashvili- a los más vulnerables y prepararse para la recuperación deben ser nuestras prioridades”.

Asegura, además, que el documento reconoce las diversas realidades de cada país, así como la naturaleza cambiante de esta crisis. En este sentido, ha explicado que es un documento vivo que seguirá actualizándose. “No sabemos cuál será el impacto real del Covid-19 en el turismo mundial, pero debemos apoyar al sector ahora, mientras nos preparamos para que, cuando vuelva al crecimiento, sea más fuerte y sostenible”. Y ha agregado: “Los planes y programas de recuperación del turismo se traducirán en empleo y en crecimiento económico”.

Estas recomendaciones son el primer conjunto de medidas que gobiernos y actores del sector privado pueden adoptar ahora y en los meses que vienen por delante. Pololikashvili ha subrayado que “para que el turismo despliegue su potencial de ayudar a sociedades y a países enteros a recuperarse de esta crisis, nuestra respuesta debe ser rápida, coherente, unida y ambiciosa”.

Tres áreas y 23 recomendaciones

En total, la nueva guía proporciona 23 recomendaciones sobre las que actuar, divididas en tres áreas: la gestión de la crisis y mitigar el impacto, dotar de estímulos al sector para acelerar la recuperación y prepararse para el mañana.

Gestionar la crisis y mitigar el impacto: Las recomendaciones clave se refieren a mantener el empleo, apoyar a los trabajadores por cuenta propia, asegurar la liquidez, promover el desarrollo de competencias y revisar los impuestos, tasas y normativas relacionados con los viajes y el turismo. Las Recomendaciones tienen en cuenta la probabilidad de que se produzca una recesión económica. Dado que el turismo utiliza mucha mano de obra, será un sector que sufrirá un duro revés, con millones de puestos de trabajo amenazados, especialmente puestos que ocupan mujeres y jóvenes, así como grupos marginados.

Suministrar estímulos y acelerar la recuperación: Este conjunto de Recomendaciones hace hincapié en la importancia de proporcionar estímulos financieros, con políticas fiscales favorables, levantamiento de restricciones de viajes tan pronto como la emergencia sanitaria lo permita, flexibilización del régimen de visados, impulso al marketing y a la confianza de los consumidores, entre otras medidas, con el fin de acelerar la recuperación. Las Recomendaciones piden también que el turismo se sitúe en un lugar destacado de las políticas de recuperación y los planes de acción nacionales.

Prepararse para el mañana: Haciendo hincapié en la capacidad excepcional del turismo para liderar el crecimiento a escala local y nacional, las Recomendaciones piden que se preste más atención a la contribución del turismo a la Agenda para el Desarrollo Sostenible y al fortalecimiento de la resiliencia, aprendiendo de las lecciones de la actual crisis. Las Recomendaciones piden a los gobiernos y a los actores del sector privado que elaboren planes de preparación, y que utilicen esta oportunidad para efectuar la transición a la economía circular.

La OMT constituyó el Comité Mundial de Crisis para el Turismo con el fin de guiar al sector en su respuesta a la crisis de la Covid-19 y construir las bases de la resiliencia futura y el crecimiento sostenible. El Comité está integrado por representantes de los Estados Miembros de la OMT y de sus Miembros Afiliados, así como de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y la Organización Marítima Internacional (OMI). El sector privado está representado por el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA), la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (CMVT) para garantizar una respuesta coordinada y efectiva.

Ver las recomendaciones aquí