12/05/2020

Turisme CV analiza en un nuevo informe el impacto del coronavirus en el sector turístico valenciano

Turisme Comunitat Valenciana ha publicado un nuevo informe en el que se analiza el impacto del Covid-19 en el sector turístico valenciano en abril. El documento propone, en pleno proceso de desescalada, la vuelta a la normalidad en dos fases.

En la primera fase, la de búsqueda de alojamientos y reservas de vuelos, el informe explica que los destinos deben enviar un mensaje de seguridad y normalidad, analizando al detalle los diferentes escenarios a los que se va a enfrentar el turista en la Comunitat Valenciana. Todo ello, coordinado con las administraciones locales y el sector privado.

Por ello, propone centrar los esfuerzos promocionales en el mercado interno y nacional, evitar aglomeraciones y trabajar en el concepto de smart society. En este sentido, explica que la promoción debe encaminarse, a corto plazo, hacia un turismo interno marcado por la demanda de servicios. Para llegar a esta conclusión, el informe aporta datos de los movimientos de turistas en los tres aeropuertos valencianos y de los principales mercados emisores para la Comunitat Valenciana y explica que el interno supone el 50,1%, el de Madrid el 18,4%, y el de CastillaLa Mancha el 7,3%, entre otros de menor incidencia. 

La segunda fase es la de reconversión de los planes previstos para este año y comenzar a aplicarlos a partir de 2021. Se trata de poner en valor las estrategias de marketing, producto y mercados y adaptarlas a una nueva realidad, en la que el Big Data y la Inteligencia Artificial van a ahorrar tiempo y acortar procesos. 

Así, el informe destaca la importancia de la gobernanza turística de los destinos en el nuevo contexto, hecho que requiere del análisis de datos, el control en tiempo real del aforo y el distanciamiento entre personas. 

“Por ello -explica el informe- en esta tierra de festivales habrá que bajar los decibelios, medir el espacio en las playas y controlar la capacidad de carga de las ciudades”. En este sentido, explica que “cuando las restricciones sanitarias lo permitan será momento de apostar por la diversidad de productos que ofrece la Comunitat Valenciana: por la riqueza de sus paisajes, patrimonio, cultura o gastronomía”.

La propuesta final del informe es trabajar una campaña sincera que ofrezca la seguridad como el atributo más importante, aplicar protocolos en los atractivos del destino y mejorar la experiencia del viajero a través de la tecnología. Y concluye: “Todo ello en su conjunto determinará el click de venta”.